sábado, 12 de octubre de 2013

Maduro Remienda el patuque cambiario


El presidente Nicolás Maduro anunció la noche de este jueves que el Gobierno retoma las subastas del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad) por una oferta global de 900 millones de dólares en efectivo o títulos valores, que se inyectarán en el mercado durante las próximas semanas.

El primer mandatario se vio obligado a aclarar una declaración vespertina, cuando dijo que ofrecerían en las subastas 900 millones de dólares cada semana. "Hubo un pequeño desliz en algunos titulares, lo quiero aclarar. Estamos a tiempo para aclararlo. Porque vi algunos titulares aquí que no son exactamente, y puede ser que no haya hecho el anuncio con los detalles", apuntó Maduro, aclarando que la oferta semanal será de $100 millones y que la global será de $900 millones.

Afirmó que los dólares para la Comisión de Administración de Divisas “están asegurados hasta el 31 de diciembre de este año y más”. De esta manera, desmintió las declaraciones del vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, quien declaró hace dos días que las aprobaciones de Cadivi serían únicamente para alimentos y medicinas, lo que implicaría dejar sin divisas a 6,30 bolívares por dólar a 22 sectores económicos además de las personas naturales.  

En una visita a la Comandancia General del Ejército, Maduro aseguró que 95% de la economía se maneja con los dólares que suministra Cadivi y el resto proviene del mercado especulativo. Sobre el relevo del ministro de Finanzas, Nelson Merentes, por el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, en la vicepresidencia del Área Económica, dijo que la decisión se hizo para que el ministro “se concentrara en coordinar todo el equipo financiero… y todo el aspecto de la transformación del sistema cambiario venezolano”.

En relación con las críticas opositoras sobre el supuesto quiebre de la economía venezolana, Maduro aseguró: “Estarán quebrados ellos, pero moralmente porque la patria económicamente tiene la fortaleza para sostenerse este año completo sin problema y para los años que vienen, 2014, 2015 y 2016, sin ningún problema para la inversión en bolívares”.

Pero igualmente es una devaluación...
El gobierno evalúa la manera de implementar un nuevo mecanismo para viajeros, remesas y sectores económicos, que considera no prioritarios, puedan recibir divisas a un tipo de cambio superior  a 6,30 bolívares por dólar, dijo una fuente vinculada al Banco Central de Venezuela.

Para hoy está prevista una reunión con el fin de analizar la devaluación del bolívar para bienes distintos a los alimentos y al sector salud, que sí quedarían bajo el paraguas del tipo de cambio oficial de Cadivi, y que entraría en vigencia a partir de 2014.

NOTICIAS