viernes, 26 de octubre de 2012

¿Embarazada? Cero Papas Fritas!

Son Ricas pero hacen el mismo daño que fumar...


Una investigación realizada en Europa estudió las dietas de más de mil mujeres embarazadas y concluyó que la ingesta de papas fritas en esta etapa puede resultar tan nociva como fumar.

Las mujeres estudiadas provenían de Dinamarca, Inglaterra, Grecia, Noruega y España. Según los investigadores, algunos efectos pueden ser bajo peso al nacer y menor circunferencia de cabeza en comparación con los niños sanos.

La culpa es de un químico llamado acrilamida, muy presente en alimentos como las papas fritas, o también las tostadas, entre otros que tienen altos niveles de hidratos de carbono cuando están fritos, horneados o tostados.

La acrilamida puede atravesar la placenta y su alto consumo reduce el peso del bebé en 132 gramos y el tamaño de la cabeza en 0,33 centímetros.

El estudio fue publicado en Environmental Health Perspectives y afirmó que su efecto en el crecimiento del feto fue similar al de fumar durante la gestación.

El profesor Manolis Kogevinas, coordinador del estudio y director científico conjunto del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental, en España, expresó: "El efecto estimado de alto nivel de exposición a la acrilamida es comparable con el efecto adverso conocido del tabaquismo sobre el peso al nacer".

El bajo peso al nacer puede derivar en enfermedades cardiovasculares y diabetes. La reducción de la circunferencia de la cabeza se relaciona a retraso en el desarrollo neurológico, según las conclusiones de la investigación.

NOTICIAS