sábado, 20 de octubre de 2012

Día Mundial de la Osteoporosis

HOY 20 de octubre es el día mundial de la osteoporosis: enfermedad ósea que preocupa cada vez más a la comunidad. “Es una patología muy frecuente en la cual los huesos se debilitan, y afecta tanto a hombres como mujeres, principalmente, durante el envejecimiento. 

Por lo general, el hueso pierde densidad, que mide la cantidad de calcio y otros minerales en el hueso. Felizmente, es posible tomar medidas preventivas para reducir los riesgos”, confirmó a AIM Salud y Bienestar el doctor Sergio Schlimovich, médico especialista en Endocrinología y Metabolismo y experto en Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades.

La osteoporosis se presenta cuando el organismo no es capaz de formar suficiente hueso nuevo, o cuando el hueso existente es reabsorbido en exceso por el cuerpo, o en ambos casos. 
Schlimovich detalló que “la causa principal de la pérdida ósea se produce durante el envejecimiento. En la mujer, se debe a la disminución de los niveles de estrógenos en el momento de la menopausia, y en el hombre, a una disminución de la testosterona en la andropausia. El proceso es bastante más lento en la andropausia, pero en la menopausia es más marcado una vez que los niveles de estrógenos caen abruptamente”.
Sin embargo aclaró que “existen otras causas que favorecen la pérdida ósea, entre ellas: reposo prolongado en cama, sedentarismo extremo, ciertas afecciones médicas (insuficiencia renal o hepática, hipertiroidismo) y algunos medicamentos (corticoides, anticoagulantes, diuréticos). También hay ciertos factores de riesgo como: alcoholismo, tabaquismo, bajo peso corporal, ausencia prolongada de menstruaciones y antecedentes familiares de esta patología”.

Los síntomas

La osteoporosis no da síntomas por largos períodos, por eso se la llama “la enfermedad silenciosa”. Pero cuando está muy avanzada, pueden presentarse algunos signos y síntomas como: dolor o sensibilidad ósea, especialmente en cuello debido a fracturas en los huesos de la columna;  lumbago a causa de fracturas en los huesos de la columna; postura encorvada o cifosis, también llamada “joroba de viuda”; o pérdida marcada de estatura con el tiempo (hasta 15 centímetros).

                                        ¿Cómo prevenirla?

Si lugar a dudas la mejor forma de prevenir la osteoporosis es mediante una dieta correcta y equilibrada con suficiente aporte de calcio y precursores de vitamina D, y algunos minutos diarios de sol (15-20 minutos) para activar los precursores de la vitamina D en la piel por los rayos ultravioleta. El especialista agregó que “los adultos menores de 50 años deben obtener 1.000 mg de calcio y 400 a 800 UI de vitamina D al día. Las mujeres entre 51 y 70 años deben obtener algo más de calcio: 1.200 mg, e igual de vitamina D al día; mientras que los hombres de la misma edad necesitan 1.000 mg de calcio e igual de vitamina D al día. Superada esa edad, los requerimientos de calcio y vitamina D son los mismos que para mujeres entre 51 y 70 años”.

Pero la dieta no es suficiente para mantener una buena mineralización ósea, hace falta la realización de ejercicios físicos regulares aeróbicos (caminatas, trotes, etc.) y también de resistencia (pesas, máquinas, entre otros). ¿Por qué?: “Básicamente porque el ejercicio ejerce de estímulo para que los osteoblastos construyan hueso. Además, si se es fumador o bebe alcohol en exceso, es altamente recomendable abandonar estos malos hábitos”, aconsejó el médico.

Cuando la osteoporosis ya se encuentra declarada, existen además algunos medicamentos que pueden ser muy útiles; por ejemplo: un grupo conocido como “bifosfonatos” que ayudan a retardar la pérdida ósea y a disminuir el riesgo de fracturas; y también, una hormona llamada “calcitonina” (la misma que se mide en sangre para el diagnóstico) obtenida a partir de la glándula tiroides, que ayuda a construir hueso, que se suministra en aerosol o en inyección debajo de la piel. Ambos recursos terapéuticos, entre otros, ayudan a que el hueso se recupere más rápido con el aporte de calcio, vitamina D y ejercicios físicos, especialmente, en los casos en que la osteoporosis llega a ser de importancia. LEER MÁS EN FUENTE: http://www.aimdigital.com.ar


NOTICIAS